Prevención de la aterosclerosis

El ejercicio regular ayuda a prevenir la aterosclerosis

Los cambios en el estilo de vida recomendados para el tratamiento de la aterosclerosis también pueden ayudar a prevenir que se desarrolle. Las siguientes recomendaciones pueden ayudar a prevenir o bien retrasar la progresión de la aterosclerosis:

  • Dejar de fumar. Parar de fumar es la mejor forma de detener la progresión de la aterosclerosis y reducir el peligro de complicaciones.
  • Hacer ejercicio prácticamente todos los días de la semana. Un programa de ejercicio controlado combate la aterosclerosis a través de la mejora de la circulación y la funcionalidad de los vasos sanguíneos. El ejercicio asimismo se emplea para controlar el peso en los pacientes que son obesos, así como reducir la presión arterial y el colesterol. Algunas ideas para hacer ejercicio son subir por las escaleras en vez del ascensor, pasear a lo largo de la hora del almuerzo, o bien hacer ciertas flexiones o bien abdominales mientras que ve la TV.
  • Terapia de fármacos. Las estatinas ayudan a reducir el colesterol, los fármacos antiplaquetarios, como la aspirina ayuda a prevenir la capacitación de coágulos, y una variedad de fármacos antihipertensivos se utilizan para conrolar la presión arterial.
  • Comer una dieta saludable. Una dieta saludable basada en frutas, verduras y granos enteros y baja en grasas sobresaturadas y sal, puede ayudarle a conrolar su peso, presión arterial, colesterol y azúcar en sangre.
  • Mantener un peso saludable. Perder peso puede ayudar a reducir el peligro de colesterol alto, diabetes e hipertensión, los factores de riesgo principales de cara al desarrollo de la aterosclerosis.
  • Controlar el estrés. Practique técnicas para controlar el estrés, como la relajación muscular y la respiración profunda.

Si tiene el colesterol alto, diabetes, hipertensión o bien otra enfermedad crónica, consulte a su médico.