Diagnóstico de la aterosclerosis

La angiografía muestra si las arterias coronarias están estrechadas o bloqueadas

Si está experimentando síntomas de aterosclerosis, su médico le realizará un examen físico. Puede encontrar signos de arterias estrechas o endurecidas como:

  • Pulso débil o ausente
  • Aneurisma (un abultamiento anormal o ensanchamiento de una arteria)
  • Curación lenta de heridas, que indica que el flujo sanguíneo está restringuido
  • Sonidos anormales en el corazón, escuchados con un estetoscopio
  • Disminución de la presión arterial en la extremidad afectada

Dependiendo de los resultados del examen físico, el médico puede sugerir más pruebas diagnósticas. Las siguientes técnicas se utilizan para detectar las causas subyacentes de la aterosclerosis:

  • Análisis de sangre. Se usan para detectar niveles elevados de colesterol y azúcar en la sangre que pueden aumentar el riesgo de aterosclerosis. Tendrá que ir sin comer durante 9 a 12 horas antes de su análisis de sangre.
  • Ecografía Doppler. Su médico puede usar un dispositivo especial de ultrasonido para medir la presión arterial en varios puntos a lo largo de su brazo o pierna. Estas mediciones muestran si hay un bloqueo.
  • Índice tobillo-brazo. Esta prueba  se emplea para evaluar la circulación arterial hacia las piernas y los pies. Se compara la presión arterial en el tobillo con la del brazo. Una diferencia anormal podría indicar enfermedad vascular periférica, que en general es causada por la aterosclerosis.
  • Electrocardiograma (ECG). Un electrocardiograma mide la actividad eléctrica de su corazón para buscar las áreas de disminución del flujo de sangre.

Para detectar un estrechamiento severo, se pueden realizar las siguientes pruebas:

  • Angiografía. Esta prueba puede mostrar si las arterias coronarias están estrechadas o bloqueadas. Se hace inyectando un colorante líquido en las arterias de su corazón a través de un tubo largo y delgado (catéter). A medida que el colorante llena las arterias, éstas se hacen visibles en la radiografía, revelando las áreas de obstrucción.
  • Prueba de esfuerzo. Una prueba de esfuerzo consiste en caminar en una caminadora o una bicicleta estática mientras que el ritmo cardíaco y la presión arterial y la respiración son monitoreadas
  • Otras pruebas de imagen. Su médico puede usar una ecografía, una tomografía computarizada (TC) o angiografía por resonancia magnética (ARM) para estudiar las arterias. Estas pruebas pueden mostrar con frecuencia endurecimiento y estrechamiento de las arterias grandes, así como aneurismas y depósitos de calcio en las paredes arteriales.